Almacenamiento de agua

El primer objetivo de la geobolsa SEICSA® es ser una cisterna flexible en dónde se pueda almacenar agua y ésta se mantenga limpia.

El agua se ha convertido en un recurso cada vez más escaso y una solución para esta problemática es la recuperación de aguas pluviales.

Más del 50% del agua utilizada por el ser humano no requiere que sea agua potable, como son el WC, cuidado personal (baño diario), lavado de ropa, riego de plantas, lavado de loza, lavado de automóviles, entre otros. El agua de lluvia puede utilizarse en estas aplicaciones. Incluso, si se cuida, se filtra y se maneja con los debidos cuidados podría llegar a ser potable.

Para la cosecha de agua de lluvia se necesita instalar un método de recolección de agua por medio de canales en los techos y/o a nivel del suelo, para recuperar toda el agua posible. Mediante un sistema de tuberías, el agua de traslada hasta la geobolsa para su resguardo y posterior uso.