GEOSINTÉTICOS

Los geosintéticos son materiales fabricados a base de polímeros que poseen características especiales diseñadas para ciertas aplicaciones del mejoramiento de suelos. Nacen a partir de la Segunda Guerra Mundial con el propósito de suplir el hule y desarrollar nuevos materiales que mejoren las características de la tierra.

Su auge se da como consecuencia de la preocupación y el interés de querer proteger el medio ambiente de una gran ola de contaminantes que la industria ha generado. Como primer medida, se realizaron recubrimientos de mantos freáticos para protegerlos de agentes infecciosos, tales como basura nuclear, biológica infecciosa, residuos industriales o municipal.

Es así como surge la gran industria de los geosintéticos con su amplia variedad de productos diseñados para separar, filtrar, reforzar, proteger o drenar los materiales de la tierra. Son utilizados para mejorar y hacer posible la ejecución de ciertos proyectos de construcción de ingeniería civil y geotécnica.

Los geosintéticos tienen dos grandes ventajas. La primera, que te permite realizar un buen trabajo, eficaz y seguro; ya que además de contar con una garantía de calidad en el material (GRI), te asegura una correcta aplicación en la protección del medio ambiente. La segunda se refleja en la parte económica, especialmente a largo plazo, ya que el material ofrece una mayor durabilidad en comparación a otros, lo cual reduce los costos de mantenimiento.

Existe una gran variedad de productos que además se mantienen en constante evolución de aplicaciones y usos. Los más utilizados son: Geomembrana, Geotextil, Geored, Geomalla y Geocelda.